domingo, 22 de septiembre de 2013

Born to be fashion

Aunque su album debut se llama Born To Die (2012), perfectamente podría haber sido el de Born To Be Fashion. Al margen de las críticas que ha recibido por su música está claro que esta chica no deja indiferente a nadie. Para mí ver uno de sus videos o escuchar sus canciones me transporta al glamour clásico. Prueba a ponerte uno de sus éxitos cuando estés maquillándote o pintándote las uñas. Sonará ridículo pero me resulta inspirador.

 

Su estilo es bastante sencillo en cuanto a color se refiere. No se puede discutir que el blanco es su color fetiche. En los directos y en su vida diaria es un básico. Lo traslada también a los zapatos, tendencia que se ha visto en las colecciones pasadas de verano y que seguramente veremos próximamente, incluso en invierno. La portada de su álbum ya resultaba profética.


Otra de sus señas de identidad son las uñas. Siempre las lleva largas y con una manicura muy característica, en ocasiones resaltando la punta con otro color diferente. Potencia el efecto eligiendo algún anillo grande y llamativo. Solo apto para divas. It's too much.


Su pelo oscila entre la onda grande para crear volumen en un pelo liso y el rizo más marcado. Al igual que con las uñas, también le gusta adornar su melenaza con pañuelos, peinetas y pasadores con miles de brillantes. Y la opción que ella ha popularizado y que se ha extendido al panorama festivalero: la corona de flores.


Para salir a la calle opta por la comodidad, dejando los tacones en casa y luciendo bailarinas. Los blue jeans (por algo será el nombre de uno de sus singles) son los que más luce en su versión pitillo. Tampoco ha podido resistirse a enseñar el ombligo con los crop tops, la tendencia estrella de este verano.


El equipo que la rodea la ha ayudado a crear una imagen única, cuanto menos novedosa, a la que no estamos acostumbrados y que quizás sea el motivo por el que nos llame tanto la atención. Una brisa de aire fresco que algunos abrazan y otros repelen.

2 comentarios: